Metal Magazine by

eng esp
Client: Metal
Year: 2006-2011
Tags: Art Direction and Design, Creative Production, Strategy and Design Thinking, Classics

revistametal.com
Foto principal por Daniel Sannwald

2.374 views

Un referente importante en el nuevo espíritu de la moda

Ahora es sencillo darse cuenta de cómo la revista Metal fue el comienzo de algo, pero cuando comenzamos todo fue totalmente cuesta arriba. Este es un proyecto especial para nosotros. Fue uno de los primeros encargos en donde verdaderamente tuvimos que demostrar nuestras habilidades y, en general, Metal fue parte de una tendencia en el diseño editorial que generó un ligero cambio en la manera en que se hacían las revistas y en la percepción general de las revistas de moda en sí. Las publicaciones como i-D o Dazed and Confused han sido protagonistas en el mundo editorial de la moda por años, pero a mediados de los años 00 las revistas como A Magazine y Purple comenzaron a ofrecer una alternativa más independiente sobre la moda. Metal nació de este nuevo espíritu y contribuyó a la creación necesaria de un nuevo formato, donde finalmente se resolvieron los temas del contenido y los conceptos de una manera sin precedentes en el mundo de la moda.

  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine

Folch en sus inicios

Básicamente, la revista Metal —una publicación actualmente disponible en más de veinte países— nació de las cenizas de otro proyecto editorial independiente con base en Barcelona llamado ABarna, una revista mensual de prensa libre también conocida como AB. Con sus páginas llenas de música, moda callejera, cantantes, estilistas y diseñadoras, AB influyó fuertemente sobre una generación de personas y la publicación fue famosa entre los jóvenes.

FOLCH - Metal Magazine

Un diseño radical

Motivado por las buenas críticas sobre su trabajo en Fanzine 137 y habiendo detectado importantes cuestiones en AB que podían ser mejoradas, Albert Folch decidió ingenuamente ponerse en contacto con el equipo de AB, con la esperanza de rediseñar la revista según su visión. En un giro del destino, al otro lado de la línea, Yolanda Muelas, editor in chief de AB y posteriormente de lo que sería Metal, le comentó que ya lo habían estado considerando para el rediseño de la revista.
Albert comenzó a trabajar en el rediseño, pero tras valorarlo por ambas partes al final se decidió que lo más interesante sería no seguir adelante con AB sino llevar el proyecto más allá: lanzar una nueva revista que pudiera representar los tiempos modernos e incluir una visión revolucionaria de la moda. Algo grande estaba en marcha. Ya no era cuestión de revisar un diseño, ahora Folch tenía encima de la mesa algo mejor: crear y conceptualizar toda una nueva publicación con vocación internacional que supusiera una ruptura con las revistas del momento que se estaban editando en España en términos de estética, dirección artística y formato. En las primeras reuniones para visionar las pruebas de diseño, al equipo de AB le gustaron los planteamientos innovadores y arriesgados, pero también surgieron dudas sobre propuestas gráficas más radicales. Sin embargo finalmente confiaron plenamente en Folch. Caso aparte fue el nombre, tras una retahíla inacabable de nombres que no acababan de convencer a nadie, y que como curiosidad Folch decidió incluir en el primer número, Albert dio con el nombre perfecto: acababa de nacer Metal.

  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine

Tensión y calma: una revista construida con contrastes

Alejándose de la publicación de moda para jóvenes, el lenguaje visual de Metal se volvió más maduro y sofisticado, reivindicando una idea más conceptual de la moda. El nuevo formato, dirección de arte y tratamiento tipográfico simbolizaron esta transición. Creando una actitud sólida y reforzando la estructura de la revista, el diseño casi desaparece, y su ausencia le da una imagen y un estilo identificable. Las imágenes se presentaron con una actitud fresca e irreverente: tomas superpuestas y fotografías desplazadas caracterizaron la publicación. Superpuestas, parcialmente ocultas, asomándose por los bordes de la página: fotografías que bailan alrededor de la cuadrícula y un tratamiento que caracteriza enfáticamente el impacto visual de la revista. Algunos de los fotógrafos que pusieron mala cara ante esta elección luego aspiraban a ver sus trabajos publicados en un marco tan fresco y experimental. Las imágenes fueron ampliamente realzadas por una innovadora y traviesa elección de papeles, algo no muy común en diseño editorial en ese momento: el juego armónico entre la organicidad del papel offset y el blanco frío de los revestidos se extendió por toda la publicación engrapada y encuadernada.

  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine

Una característica importante de la disposición general fue la forma en que se trataron los textos. Inusual en una revista de moda, el texto no se diluye a través de la revista, en cambio, se presenta fuertemente en una forma densa, seria y ordenada. Esto trajo más una experiencia de lectura de libros que proporcionaría una sensación de madurez y adultez adquirida. Con deseos de romper la estructura regular de artículos largos, medios y cortos, reorganizamos las tarjetas y creamos secciones temáticas que giraban alrededor de dos índices centrales. Las formas tradicionales de Times, la tipografía universalmente conocida seleccionada por Stanley Morison, hicieron el resto del trabajo, acompañada por la apariencia geométrica pero armoniosa y prudente de Avenir. Estas opciones finalmente hicieron la fortuna del Metal: esta dinámica e innovadora estructura se convirtió en una interesante referencia en el mundo editorial.

Encabezado dinámico en un lienzo en blanco

Dos imágenes superpuestas, un encabezado dinámico, espacios en blanco: aunque parezca extraño, estos elementos crearon las portadas de Metal sobre varios temas. En una época en la que las identidades dinámicas eran aún bastante desconocidas, las portadas de Metal juegan con un titular cambiante, que a veces incluso se oculta parcialmente debajo de las imágenes. Al utilizar el espacio en blanco como un elemento de diseño y mejorar el alcance de las portadas con la yuxtaposición de dos imágenes -escapando de la estructura convencional con una imagen sin sangría- el diseño de portada de Metal ha sido un área de juegos de la experimentación y la investigación visual. Esta libertad también fue posible gracias al no tener la necesidad de llamar la atención en las estanterías, siendo una revista de prensa libre al principio. La portada se imprimió sobre un papel con estampado en relieve especial con una textura compleja, permitiéndole enmarcar la publicación, ofreciendo una gran reproducción fotográfica tanto en términos de colores como de definición.

FOLCH - Metal Magazine

Dejando lugar para la creatividad

El diseño general fue pensado para ser flexible, permitiendo la creatividad y la innovación para cada nueva edición, sin forzar a los diseñadores a quedarse con una plantilla estricta. Siempre vimos el diseño de Metal como algo moldeable, dinámico y adaptable. A lo largo de los años experimentamos tres grandes rediseños: jugamos con nuevas tipografías, cambiamos el esquema icónico de la portada, introdujimos nuevos elementos, experimentamos con papeles y texturas. En general, queríamos conseguir un diseño contradictorio pero fuertemente coherente: se ofrecía la solidez de un tratamiento tipográfico clásico, sobrio y pesado, contrarrestado por un diseño provocativo y radical para las imágenes.

Un gran viaje

Los años en los cuales Folch estaba a cargo del diseño de Metal fueron un período tanto de maduración como de experimentación extrema. Los excepcionales profesionales que contribuyeron con el proyecto a lo largo de los años se encuentran actualmente entre las voces más fuertes del diseño editorial: Omar Sosa, Isabel Merino, Miquel Polidano son reconocidos internacionalmente por sus roles de jefe editor en Apartamento, director de arte en The Plant magazine y en Baron&Baron. Cada nuevo rediseño condujo a nuevos e interesantes ensayos y descubrimientos: revistas derivadas (como el suplemento Silver), medios de promoción innovadores (una edición impresa en tinta roja como estrategia corporativa de marketing para las marcas); un enfoque innovador e influyente en fotografía, (uno de los primeros medios en España en presentar un lenguaje visual diverso, dentro de una perspectiva europea más grande). Artistas como Daniel Sannwald, Nico Bustos, Txema Yeste, Miguel Villalobos, Christophe Kuttner o Bruno-Clément experimentaron nuevos enfoques en la fotografía de moda al disfrutar de una libertad tanto formal como conceptual que no siempre es posible en revistas más convencionales. Gracias a Metal su trabajo se proyectó exponencialmente, y acabaron publicando en muchos otros medios, tanto nacionales como internacionales, a la vez que se convertían en fotógrafos de referencia para otros artistas. Además obviamente de la alta calidad de la revista en sí, la ingenuidad de la belleza y la fuerza del entusiasmo de la primera vez convirtieron a los 27 ejemplares que se publicaron para Metal en un pequeño tesoro, y a los siete años de trabajo en conjunto en un trayecto magnífico.

  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine

Fotografía por Daniel Sannwald

  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine

Fotografía por Takahiro Ogawa

FOLCH - Metal Magazine

Fotografía por Nico Bustos

  • FOLCH - Metal Magazine
  • FOLCH - Metal Magazine

Fotografía por Txema Yeste

FOLCH - Metal Magazine

Fotografía por Bruno-Clément

Share
Art Direction, Creative Direction in Production, Editorial Design, Graphic Design, Identity. Metal. 2006-2011